¿Por Qué Estás Aquí?

Por Andrés Jiménez*

* Escribí este texto para un entrenamiento de profesores que ofrecí junto a mi esposa Gisela Hincapié en la escuela Happy Yoga de Medellín. Lo comparto porque pienso que puede ser un mensaje que muchas personas han estado esperando escuchar. Porque así me lo piden los niños del futuro.

Cuentan que hace tiempo uno de los ancianos de la tribu fue visto rodando en el suelo junto a un bebé.

– ¿Por qué haces eso, anciano? ¡Es ridículo! – le dijeron.

El anciano respondió:

– Yo ya estoy viejo y pronto volveré a las estrellas, pero no recuerdo cómo es estar allí. Este niño acaba de llegar de ese mismo lugar, y recuerda. Estoy viendo qué puede enseñarme.

Imagina que, antes de nacer, estás flotando en el espacio mirando la Tierra, esa hermosa joya azul y verde. ¿Por qué tú, que ya has tenido innumerables encarnaciones, que lo has vivido todo, elegiste volver una vez más? Quizá no lo recuerdes, pero fue tu elección y no tuviste ninguna duda al respecto. ¿Por qué estás aquí?

Muchos maestros dicen que no ha habido otro momento como este en nuestro planeta. Que infinidad de almas aceptan incluso venir y morir durante el nacimiento sólo para probar, durante unos pocos segundos, las energías elevadas que existen ahora en la Tierra. ¿Quién eres tú que estás aquí, que tienes un cuerpo precisamente en el tiempo que no se parece a ningún otro? ¿Cuál es tu misión, qué viniste a hacer? Si no fueras de la mayor importancia, sencillamente no existirías. ¿O crees que la creación comete errores?

¿Qué es lo que sabes, lo que has sabido siempre, desde antes del nacimiento, y que ahora sólo finges haber olvidado? ¿Qué es lo que puedes, lo que siempre has podido, desde antes del nacimiento, y que ahora pretendes no poder? ¡Recuerda! Si no tuvieras conocimiento y poder no habrías elegido venir al mundo en medio de la mayor tormenta que hayamos atravesado. Devastación ecológica, desigualdad, hambre, pobreza, enfermedad… ¿Quién decidiría venir a ayudar con esto si no supiera ya cómo hacerlo, o si supiera que no hay esperanza?

¿Cuál es la parte del desastre global que viniste a ayudar a sanar y transformar? ¡Observa tu vida! ¿Cuáles son los dramas que se repiten en ella, a menudo con un diferente cásting de personajes? ¿Cuáles son los bloqueos que experimentas una y otra vez? ¿En qué has decidido convertirte en un experto? Ansiedad, depresión, ira, miedo, enfermedad física, conciencia víctima, relaciones disfuncionales… ¿Qué escogiste como área de maestría? ¿Qué decidiste estudiar, hasta sus últimos detalles, a través de ponerlo en tu interior y en tu realidad, especialmente en tus padres y en tus circunstancias de infancia? ¿Qué te preocupa, qué llama tu atención? ¡Pues allí está siendo llamado tu amor!

Este es el tiempo en que todo un planeta despertará y ascenderá, y el proceso no será gentil. Muchas cosas tendrán que derrumbarse y no lo harán sin resistencia. Secretos serán revelados que traerán primero negación, luego ira y finalmente dolor. Imagina que antes de nacer, como ser de luz, hiciste un acuerdo con otros seres de luz. Algunos de ellos ya tenían un cuerpo en este planeta cuando hiciste este acuerdo. Otros lo obtuvieron años después y hoy en día son niños y jóvenes entre los 4 y los 16 años. Otros aún vienen en camino y nacerán en los siguientes 5 a 10 años.

Considéralo: tu acuerdo con ellos fue venir primero, olvidar todo lo que sabías, perderte a ti mismo en la intensidad emocional, los dramas, el caos, la locura. Fue cerrar parte de tu amor, de tu poder y de tu magia hasta que estuvieras listo para recuperarlos. Y en cumplimiento de ese acuerdo ahora despiertas en el momento y lugar precisos en que se supone que lo hagas, sin ningún retraso. Algo te llama y tú respondes ese llamado.

Recuerdas que viniste a ser un maestro y un guía. A hacer un mapa que esos otros con quienes hiciste tu acuerdo podrán seguir. Ese es tu viaje de sanación: experimentar y transformar en ti mismo todo aquello que vas a enseñar. Qué poderoso: has diseñado para ti mismo una historia de vida que sólo te ha dejado dos salidas. La primera, sanar y convertirte en maestro de aquello que te propusiste venir a enseñar. La segunda, ir cada vez más profundo en la espiral de la densidad y el dolor. Y lo más asombroso: de una u otra manera, del lado de la luz o del de la sombra, tu compromiso con tu misión es tan alto que decidiste llevarla a cabo de cualquier manera, y ayudarás o bien convirtiéndote en un faro radiante de luz transformadora o absorbiendo tanta energía negativa como puedas para transmutarla en ti mismo a través de las crisis y los problemas en tu vida.

Elegiste venir primero y habitar el viejo mundo, lleno de control, manipulación, dolor y mentiras. Ese no es el mundo que vinieron a habitar los niños y jóvenes con los que vas a trabajar, y por eso la mayoría de ellos sencillamente no encajan en él, no lo entienden. Es literalmente como si fueran extraterrestres. Ellos vinieron a manifestar en esta dimensión el Mundo Nuevo, el Sueño de la Luz, en el que el planeta es de nuevo un Jardín.

Pero tú tuviste que aceptar venir al mundo viejo aún perteneciendo al Mundo Nuevo. Y lo hiciste, aún cuando ya fueras básicamente un ser iluminado y no necesitaras volver a este plano, por amor. Amor infinito. Porque este es tu último y más importante servicio: ayudar a los niños y jóvenes, a los seres de luz con los que hiciste un acuerdo, a manifestar en este ahora el Futuro que vinieron a crear. Y estás aquí porque sabes que la educación del mundo viejo no puede ayudarlos. Has sido guiado hasta aquí porque ellos te han señalado este camino. Te han dicho: necesitamos que aprendas esto y que, cuando estemos listos, nos lo enseñes.

¡Felicitaciones! Tu viaje es hermoso y está lleno de poder. Estás aquí para aprender a habitar en el momento presente y a permanecer en tu centro independientemente de las circunstancias. Para entender cómo abrazar tus emociones sin juicio ni culpa. Para investigar cómo disolver los bloqueos que has puesto en tu camino y abrir tu creatividad y tus habilidades a todos los niveles. ¿Suena como que esto va a ser necesario para el futuro, para el Mundo Nuevo?

Bienvenido a la aventura más apasionante que haya existido en eones. Lo que hemos visto hasta ahora va a parecer pequeño al lado de lo que viene. Se trata de entender que aquello que no es amor es una petición de amor, y de abrir nuestro corazón para abarcarlo todo. No has venido aquí para aprender una manera más de controlar lo que pasa en tu interior o de negociar lo que se manifiesta en tu vida. Has venido aquí porque tu compromiso es recordar cómo amarlo todo, cómo ser la encarnación total del ser de luz que ya eres.

Los niños del Futuro te han llamado. Y desde ya te están enseñando cómo enseñarles todo aquello que van a necesitar en este plano, en este tiempo. Ellos son tus verdaderos maestros, y no vinieron a enseñarte el control, sino el amor.

Tu mente racional va a ser la última en entenderlo. Deja que tu corazón te guíe.

Bendiciones en el siguiente paso de tu hermoso camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: